viernes, 7 de julio de 2017

Población



Día de la población (11 de julio)

OBJETIVO DE LA JORNADA: Tomar conciencia del proceso que la población mundial está siguiendo tanto en cuanto a su crecimiento como a las necesidades que ese crecimiento lleva consigo y adoptar las actitudes coherentes para el beneficio de todos y del cuidado del Medio Ambiente.
Diferentes perspectivas sobre el aumento de población.

Cada vez que se habla de este tema surgen enseguida dos polos que parecen oponerse: El de quienes hablan de "Salud reproductiva", "educación sexual", "interrupción voluntaria de los embarazos", "maternidad responsable",... y el de quienes defienden la "Libertad a decidir los hijos que se quieran tener", "educación afectivo-sexual", "defensa de la vida y contra el aborto",...
Escuchando a unos y otros... todos parecen esgrimir buenos argumentos.

Los PRIMEROS aseguran que "de seguir en la progresión en la que vamos llegará un momento en que no se podrá sobrevivir con los recursos que tenemos y que para el 2030 harían falta tres planetas como el nuestro para poder sostener ese crecimiento demográfico". Por lo tanto es necesario limitar el número de nacimientos a través de campañas "educativas" que promuevan los anticonceptivos o contraceptivos y también la llamada "interrupción voluntaria del embarazo" (como si el nuevo ser humano que ya tiene su propia vida, tiene ya su ADN específico, no tuviera derecho alguno, como si fuese una cosa). Abogan por combatir todas aquellas filosofías y creencias que defienden la vida de los no-nacidos. En resumidas cuentas culpabilizan a la víctima.

Los SEGUNDOS parecen dejarlo todo al azar: "Tendré los hijos que Dios me dé". Y aunque parten de unos principios que demuestran respeto no sólo hacia los progenitores y también respeto hacia el nuevo ser humano que viene a este mundo. No les gustan las campañas sobre "Paternidad/maternidad responsable" pues consideran que son una manera de coartar la libertad de la pareja a la hora de decidir los hijos que quieran tener. En lugar de poner el acento en el exceso de población lo ponen en el injusto reparto de las riquezas y de los medios de producción. En resumidas cuentas culpabilizan del problema al sistema económico imperante que hace que unos pocos lo acaparen casi todo y dejen a la mayoría casi en la miseria.

Nuestra postura se acerca mucho más a la postura de los segundos que de los primeros por dos razones esenciales:

  1. La vida es un don que es transmitida por los progenitores pero no son dueños de ella, no es ninguna pertenencia. Por lo tanto no les es lícito acabar con la vida de un nuevo ser humano -además completamente indefenso- sólo por razones "demográficas" o por intereses que de filantrópicos no tienen nada.
  2. Su crítica al sistema es bien cierta: el problema no está en el crecimiento demográfico sino en el nefasto reparto de las riquezas y de los medios de producción. El problema no es de los africanos, latinoamericanos o asiáticos, el problema es que Norteamérica, Europa, Japón, Australia,... consumen muchos más recursos por habitante que todo el resto de la humanidad y con creces.
Si embargo, junto a estos dos argumentos ya mencionados sí animaríamos a considerar lo que viene en llamarse "paternidad/maternidad responsable". Es decir, "no se trata de traer al mundo todos los hijos que sean sino aquéllos que podamos cuidar, educar, atender adecuadamente sin tener que depender en todo o casi todo de la asistencia social".
Para ello es necesario educar a las futuras generaciones en el amor; por eso es un acierto pensar en "educar en lo afectivo-sexual", no sólo en cómo tener relaciones sexuales sólo por placer para luego recurrir al aborto y medicamentos que impidan que esa nueva vida pueda seguir su curso natural (el placer en las relaciones sexuales tiene la función de hacer apetecible esa unión de la pareja con unos fines muy claros: expresar ese amor mutuo entre ellos y hacer posible la procreación; nada en la vida es casualidad, todo tiene un sentido).

PARA AMPLIAR y CONTRASTAR:
Hemos propuesto un vídeo, un escrito y tres enlaces para "ampliar y contrastar". Sugerimos observar esta documentación con detalle pues abordan perspectivas diferentes sobre la misma cuestión -incluso en alguna cuestión mostrando un absoluto desacuerdo- pero que presentamos aquí ara fomentar la reflexión y análisis crítico.
  • ¿Qué conclusiones obtenemos a partir de cada uno de los apartados que esta entrada ofrece?.
  • ¿Qué argumentos hallamos para defender una u otra solución al asunto del crecimiento de la población?.
  • ¿Qué soluciones daríamos nosotros a esa supuesta carencia de recursos para toda la humanidad?.
  • ¿Qué criterios son los que siempre nos han de guiar para que las soluciones sean justas para todos?.

No hay comentarios:

Publicar un comentario